LAGOS DE COVADONGA

AsturGuide » Lagos de Covadonga

Ubicados en un enclave que parece sacado del mismísimo paraíso, los Lagos de Covadonga conforman un impresionante conjunto de lagos glaciares a 1.134 metros de altitud.

Inmersos en pleno Parque Natural de Picos de Europa, están considerados como uno de los lugares más espectaculares de toda España.

El intenso verdor de sus alrededores, que se torna naranja en otoño, unido al sobrecogedor tamaño de las montañas colindantes cuyos picos nevados se reflejan a la perfección en el agua cristalina, hacen de los Lagos de Covadonga uno de los destinos imprescindibles que ver en Asturias.

 

 

¿Qué ver en los Lagos de Covadonga?

 

La belleza intrínseca que los Lagos de Covadonga tienen, hace que un simple paseo improvisado se convierta en toda una experiencia inolvidable.

Sin embargo, es aconsejable conocer todos los atractivos concretos del lugar para organizar la jornada de la mejor forma posible y no dejarse nada por el camino.

Así que, exactamente, ¿qué ver en los Lagos de Covadonga?

 

Lago Enol, el más grande de los Lagos de Covadonga

 

A tu llegada a los Lagos de Covadonga, el primero que te dará la bienvenida será el Lago Enol.

Con 750 metros de longitud, 400 metros de ancho y 25 metros de profundidad, se trata del lago más grande del conjunto.

lagos de covadonga

De aguas de color esmeralda, durante el verano éstas se oscurecen. Sin embargo, lo más curioso del Lago Enol sale a la luz, nunca mejor dicho, cada 8 de septiembre, día de Asturias.

Ese día, una serie de buzos se sumergen en las frías aguas del Lago Enol en busca de la réplica de la Virgen de Covadonga que se encuentra en su interior.

Tras sacarla a la superficie en medio de un recital de música tradicional, se celebra la misa en su honor, devolviéndola a las profundidades hasta el próximo año.

¿Conoces la leyenda del Lago Enol?

Cuentan que, en época celta, la tierra que ocupa hoy en día el Lago Enol era un extenso pastizal usado para alimentar al ganado, rodeado de las cabañas de los pastores.

Una noche de fuerte tormenta, una mujer llegó llorando al poblado pidiendo cobijo para pasar la noche.

Todos los locales rechazaron su petición de ayuda hasta que, finalmente, una humilde familia la acogió sin problemas.

Tras ello, la mujer advirtió a la familia de que guardara su ganado, ya que, al día siguiente, el lugar donde había estado llorando se convertiría en lago. Y así fué.

Al día siguiente, el Lago Enol surgió de la nada, llevándose por delante a todo el ganado de la población salvo al de la familia que la acogió.

Por aquel entonces, se consideró que la mujer fue la diosa Deva. Con el cristianismo, pasó a creerse que fue la Virgen María.

 

Lago Ercina, el más famoso y espectacular

 

El segundo de los Lagos de Covadonga, el Lago Ercina, aparecerá frente a tus ojos tras seguir la carretera que bordea la colina del Lago Enol.

Este lago, hermano pequeño del primero en cuanto a dimensiones y profundidad (3 metros de máxima), es, sin embargo, más impresionante.

lagos de covadonga

El prao que rodea al Lago Ercina en el que, normalmente, encontrarás vacas pastando, así como los picos de las montañas, normalmente nevados, que se reflejan con claridad en sus aguas, hacen de él un lugar sacado de cuentos.

Además, si acudes en invierno, es muy probable que te lo encuentres helado, ofreciendo una experiencia totalmente distinta y única.

 

Mirador de Entrelagos: el mirador más conocido de los Lagos de Covadonga

 

Es, precisamente, en la colina que separa ambos Lagos de Covadonga, donde encontrarás la mejor panorámica de la zona.

Para llegar al Mirador de Entrelagos, bastará con subir las escaleras que comunican el Lago Ercina hasta él.

lagos de covadonga

Una vez arriba, las vistas serán envidiables: a un lado, el Lago Enol parece estar posando para la foto; al otro, el Lago Ercina ofrece una visión más general de la planicie y las montañas que lo rodean.

Sin duda alguna, el Mirador de Entrelagos es un destino imprescindible que ver en los Lagos de Covadonga.

 

Lago Bricial, el tercero desconocido de los Lagos de Covadonga

 

Si pensabas, como la gran mayoría de las personas, que los Lagos de Covadonga se componían únicamente de dos lagos, ¡sorpresa!

Un tercer lago, el Lago Bricial, surge como por arte de magia en épocas de intensas lluvias o de deshielo (normalmente, en primavera e invierno), siendo el olvidado tercer lago del conjunto.

Para llegar hasta él, deberás tomar un sendero circular de algo más de 6 kilómetros de longitud (unas 2 horas de duración) que parte desde el margen derecho del Lago Ercina.

Este recorrido te llevará directamente a orillas del Lago Bricial en menos de 1 hora, bordeando los picos del Mosquital y del Bricial.

Una vez allí, silencio absoluto y extrema calma será lo primero que llame tu atención. Y es que, al ser poco conocido y estar más apartado, son pocas las personas que lo visitan, convirtiéndose en un remanso natural de paz.

Tras ello, el propio sendero, al ser circular, te devolverá al Lago Ercina, previo paso por el Hayedo Palomberu, la Vega de Enol y el Lago Enol.

Obtendrás información más detallada sobre la ruta aquí.

 

Mirador del Rey y Hayedo de Pome

 

El Mirador de Entrelagos no es, ni mucho menos, el único mirador que hay en los alrededores de los Lagos de Covadonga.

Una serie de miradores dedicados a la realeza aparecen para hacer posible que los visitantes admiren la inigualable belleza tanto de los propios lagos como del entorno.

En este sentido, el Mirador del Rey entra en escena.

Ubicado al suroeste del Lago Enol, para llegar a él existen dos opciones:

  1. Realizar la Ruta del Mirador del Rey, un sendero de 3 kilómetros (solo ida) que discurre por el margen derecho del Lago Enol. Tras pasar por los bonitos paisajes de la Vega de Enol y por la Ermita del Buen Pastor, en poco más de 30 minutos alcanzarás el Mirador del Rey.
  2.  

  3. Acudir hasta el Aparcamiento Pandecarmen en coche, ubicado en las inmediaciones del Mirador del Rey y, tras ello, andar los 10 minutos de camino restante. Esta opción, aunque a priori más cómoda, puede no ser recomendable según qué horas, debido al pequeño tamaño del aparcamiento.

¡CONSEJO!

Además, existe la posibilidad (recomendable) de incluir la visita al Mirador del Rey en la ruta circular del Lago Bricial.

Para ello, una vez visto este lago y al salir a la pista de la Vega de Enol, en vez de girar a la derecha en dirección al Lago Enol, girar a la izquierda.

De esta forma, todo recto, en menos de 30 minutos se llega directamente al Mirador del Rey, añadiendo únicamente 1 hora más (ida y vuelta) al trayecto general.

Una vez en el Mirador del Rey, vislumbrarás las abrumadoras vistas del valle del Río Pomperi y los espectaculares picos (posiblemente nevados) de las montañas colindantes.

Pero, quizás, lo más impresionante sea el frondoso Hayedo de Pome, más aún si se acude en otoño, estación que lo convierte en visita obligada que ver en los Lagos de Covadonga.

El Hayedo de Pome es un frondosísimo bosque, uno de los más importantes de Picos de Europa, cuya belleza se ve maximizada en esta época del año al teñirse de increíbles tonos amarillos y naranjas; todo un regalo para el sentido de la vista que hará que el camino haya merecido la pena con creces.

 

Minas de Buferrera: un resquicio minero en plenos Picos de Europa

 

Una vez vistos los Lagos de Covadonga propiamente dichos, es momento de ahondar un poco en la historia de la zona. Y no hay mejor lugar para hacerlo que las Minas de Buferrera.

Para llegar, tan solo será necesario seguir el camino con vallas de madera que parte en dirección contraria al Lago Ercina. Al cabo de 5 minutos, las Minas de Buferrera aparecerán frente a ti.

Construidas en el año 1879, se mantuvieron en funcionamiento durante 100 años rodeadas de unas condiciones laborales muy precarias. Incluso, muchos mineros llegaron a perder la vida aquí.

Por suerte, en la actualidad las Minas de Buferrera han dejado de ser un peligroso lugar para convertirse en todo un museo subterráneo que acerca al visitante la dura labor minera, que tan extendida estuvo en la región.

Así, la visita, que no te llevará más de 30 minutos, te adentrará en los mismos túneles que eran usados, dándote a conocer todo el proceso llevado a cabo en ellos, desde la extracción de los minerales hasta su posterior transporte.

¿Cuánto cuesta la entrada a las Minas de Buferrera?

La entrada es totalmente gratuita.

 

El Centro de Visitantes Pedro Pidal y el Mirador del Príncipe

 

En los alrededores de las Minas de Buferrera está el Centro de Visitantes Pedro Pidal.

En este lugar podrás, si lo deseas, ampliar la información acerca de los Lagos de Covadonga, además de conocer cómo era la vida en esta recóndita zona o comprar algún recuerdo en su tienda.

¿Cuánto cuesta la entrada al Centro de Visitantes Pedro Pidal?

La entrada es totalmente gratuita.

¿Cuál es el horario del Centro de Visitantes Pedro Pidal?

Se encuentra abierto en verano, Semana Santa, puentes y festivos nacionales, todos los días, de 10:00 a 18:00.

Por el contrario, de diciembre a marzo permanece cerrado, sean festivos o no.

Muy cerca del Centro de Visitantes Pedro Pidal, un lugar con mágicas vistas te espera.

El Mirador del Príncipe te ofrece una increíble panorámica de la Vega de Comeya, una extensísima llanura de verde prado que te hará sentir la más absoluta paz.

Si se tiene tiempo, merece la pena descender hasta ella por medio del llamado Túnel del Furacón, al cual se accede desde el camino llamado El Escaleru, que parte desde el propio Centro de Visitantes.

Una vez allí, dar un paseo por sus terrenos y dejarse abrazar por la más pura naturaleza, rodeado por un paisaje de tan asombrosa belleza, se convierte en todo un placer.

Lo curioso de la Vega de Comeya sale a la luz cuando descubrimos que, antiguamente, aquí había un gran lago, que terminó secándose debido a las condiciones del subsuelo.

Con lago o no, es indiscutible que, tanto las vistas desde el Mirador del Príncipe como la propia Vega de Comeya, son paradas obligatorias que ver en los Lagos de Covadonga.

 

Mirador de la Princesa, el desconocido pero asombroso mirador que ver en los Lagos de Covadonga

 

Antes de comenzar el descenso, las maravillosas vistas que ofrece el Mirador de la Princesa, tanto del Lago Enol como de las montañas que componen el entorno, hacen que éste se posicione como un destino ineludible que ver en los Lagos de Covadonga.

Ubicado en el Pico Sohornín (en la cara norte del Lago Enol), ofrece una panorámica que nada tiene que envidiar a la del resto de miradores, pese a no ser tan conocido.

Para llegar hasta él, habrá que afrontar el sendero que asciende desde el monolito dedicado al montañero Ramón Lueje, en la primera curva de la carretera que deja ver el Lago Enol.

Tras la corta pero dura subida, las espectaculares vistas te dejarán sin palabras, compensando con creces el esfuerzo.

 

Mirador de la Reina, las mejores vistas para despedirse de los Lagos de Covadonga

 

Para terminar, ya en el camino de bajada y dejando atrás los Lagos de Covadonga, el Mirador de la Reina aparece queriendo ser la guinda de tan maravillosa visita.

De facilísimo acceso al disponer de un aparcamiento donde dejar el coche justo a su lado, en días despejados podrás llegar a ver incluso el Mar Cantábrico, con las montañas dándote una cálida despedida.

Sin duda, el mejor final imaginable para tan maravillosa jornada.

¡CONSEJO!

Si se acude por la mañana a los Lagos de Covadonga, se recomienda madrugar y hacer la parada en el Mirador de la Reina al subir en vez de al bajar.

De esta forma, al ser tan temprano, la niebla queda atrapada por debajo de las montañas, dándote la sensación de estar sobre las nubes, en el mismísimo cielo.

Una postal absolutamente mágica que no puedes perderte.

 

 

El tiempo en los Lagos de Covadonga

 

Cuando estés planeando esta visita, es muy importante tener en cuenta el tiempo en los Lagos de Covadonga para disfrutar de su belleza en todo su esplendor.

Las condiciones climáticas de este lugar varían rápidamente, por lo que es muy recomendable, dentro de lo posible, tener un margen de varios días en los que poder subir.

Así, podrás evitar lluvias indeseadas que ensucien tan mágica experiencia.

Para ello, te aconsejamos:

  1. Comprobar el tiempo en los Lagos de Covadonga aquí con la menor antelación posible.
  2.  

  3. Además, en momentos previos de comenzar a subir, consultar aquí la webcam del Lago Enol para ver las condiciones en tiempo real.

 

 

Lagos de Covadonga: rutas

 

El bellísimo entorno en el que se encuentran los Lagos de Covadonga, enclavados directamente en plenos Picos de Europa, hace que sean destino de numerosos senderistas que acuden con ganas de dejarse asombrar por estos parajes.

Y no se equivocan. Alrededor de los Lagos de Covadonga existen gran cantidad de rutas que, como podrás imaginar, son todo un placer recorrer.

De todas las que podrás hacer, las más famosas son las siguientes:

 

Ruta circular de los Lagos de Covadonga

,

6,4 km

[

circular

}

2 h

)

100 m

p

fácil

Esta conocidísima ruta, la más famosa de los Lagos de Covadonga por su facilidad y belleza, es la que has leído cuando hablamos del Lago Bricial. Y es que, precisamente, es la que lleva hasta él.

Con una distancia de poco más de 6 kilómetros y un desnivel prácticamente inexistente, este agradable paseo de unas 2 horas de duración es un imprescindible que hacer, si se va con tiempo, a los Lagos de Covadonga.

Al ser circular, da igual el punto en el que empieces, que terminarás volviendo a él. Pese a ello, es recomendable empezar en el Lago Ercina.

lagos de covadonga

Desde él, habrá que tomar el sendero que discurre por su margen derecho, bordeando el espectacular pico del Bricial y del Mosquital.

Siguiendo el camino PR-PNPE 2 (señalizado con los colores amarillo y blanco), llegarás hasta el Lago Bricial. Si tienes suerte y acudes en época de lluvias, podrás relajarte viendo el reflejo de las montañas en sus aguas.

Variante 1: ¿Te apetece coronar los picos del Bricial y del Mosquital?

Pues justo desde el Lago Bricial podrás hacerlo, como puedes ver en el mapa de arriba (color amarillo).

Desde este lugar, verás un sendero que afronta la sencilla subida hacia ellos.

Simplemente, deberás tomar este sendero para llegar, en primer lugar, al Pico del Bricial (1.247 m) y, después, al Pico del Mosquital (1.284 m), cuyas vistas rozan seriamente la perfección.

Si decides hacerlo, el tiempo total (ida y vuelta) que tendrás que sumar a la ruta circular será de, aproximadamente, 45 minutos, repartidos en una distancia de 1,7 kilómetros.

Siguiendo por el camino y dejando atrás este lago, llegará un punto en el que tendrás dos opciones:
  1. Continuar recto por el camino, bordeando el Hayedo Palomberu y llegando directamente a la Vega de Enol.
  2.  

  3. Tomar el sendero de la izquierda e introducirse directamente en el Hayedo Palomberu.

¡CONSEJO!

La segunda opción, aunque más larga, es más recomendable debido a la espectacularidad del entorno.

Por ello, si el tiempo lo permite, aconsejamos disfrutar el bosque y tomar ese camino.

Decidas lo que decidas, terminarás llegando a la pista de la Vega de Enol, camino de vuelta hacia el Lago Enol.

Variante 2: ¿También quieres visitar el Mirador del Rey? ¡Añádelo en esta ruta!

Para visitar el Mirador del Rey mientras haces la ruta circular de los Lagos de Covadonga, será necesario añadir 4 kilómetros a su recorrido (1 hora, aproximadamente).

Para ello, una vez llegues a la pista de la Vega de Enol, en lugar de continuar hacia la derecha en dirección al Lago Enol, habrá que ir hacia la izquierda.

Al cabo de 2 kilómetros todo recto que caminarás en unos 30 minutos, llegarás al precioso Mirador del Rey.

Desde allí, podrás divisar tanto las imponentes montañas que conforman el valle del Río Pomperi como el importantísimo Hayedo de Pome, uno de los bosques más importantes de Picos de Europa.

Y es que, si deja sin palabras durante todo el año, en otoño se convierte en un espectáculo de color.

Para volver, bastará con rehacer los pasos, llegando directamente a la Vega de Enol en otros 30 minutos.

Puedes ver esta ruta añadida en el mapa, señalada con el color verde.

En la explanada de la Vega de Enol encontrarás la coqueta Ermita del Buen Pastor, donde, cada 25 de julio, se realiza la misa que da comienzo a la elección del regidor de pastos.

Un poco más adelante, pasarás por el Refugio Vega de Enol, donde podrás comer algo en su restaurante o, incluso, pasar la noche.

Tras pasar por la Vega de Enol, alcanzarás el Lago Enol. Una vez bordeado, bastará con subir al Mirador de Entrelagos y descender dicha colina para llegar, de nuevo, al Lago Ercina, punto de inicio de la ruta circular de los Lagos de Covadonga.

 

Ruta del Mirador del Rey

$

3,7 km

+

solo ida

}

45 min

)

40 m

p

fácil

Esta sencilla y cómoda ruta de 3,7 kilómetros te llevará a visitar el Mirador del Rey, desde donde podrás divisar los picos, posiblemente nevados, de las montañas que forman el valle del Río Pomperi, además del espectacular (sobre todo en otoño) Hayedo de Pome.

El inicio de esta ruta se encuentra en un pequeño sendero que nace en el Lago Enol, junto a la carretera.

Siguiendo este sendero bordearás, por su margen derecho, el primero de los Lagos de Covadonga, adentrándote en la Vega de Enol.

Una vez allí, dejarás a mano derecha el Refugio de Vega de Enol (que, además de camas, ofrece restaurante).

Metros más adelante, la Ermita del Buen Pastor aparece en medio de la llanura, lugar en el que cada 25 de julio se celebra una misa que abre la junta de elección del nuevo regidor de pastos.

Continuando todo recto por el mismo sendero y al cabo de unos 45 minutos, llegarás al Mirador del Rey.

Para regresar, bastará con volver sobre tus pasos, recorriendo un total de 7,4 kilómetros en, seguramente, menos de 2 horas.

 

Ruta de Frassinelli

$

15 km

+

solo ida

}

3 h 15 min

)

1.038 m

p

moderada

La ruta de Frassinelli, llamada así por el alemán Roberto Frassinelli que la realizaba con gran frecuencia durante el siglo XIX, comienza en Corao y finaliza en los Lagos de Covadonga (o al revés).

Más exigente que las anteriores rutas de los Lagos de Covadonga, no por dificultad sino por duración, tiene 15 kilómetros de longitud en un solo sentido. Por tanto, si se quiere hacer ida y vuelta, la longitud se doblaría hasta los 30 kilómetros.

¡CONSEJO!

La segunda opción, aunque más larga, es más recomendable debido a la espectacularidad del entorno.

Por ello, si el tiempo lo permite, aconsejamos disfrutar el bosque y tomar ese camino.

Poniendo como punto de partida los Lagos de Covadonga, la ruta de Frassinelli, que discurre por el camino PR-PNPE 1, comienza en el Centro de Visitantes Pedro Pidal.

El primer objetivo será descender hasta la Vega de Comeya, por lo que habrá que seguir el mismo recorrido explicado anteriormente. Esto es, tomar el sendero llamado El Escaleru que parte del propio Centro de Visitantes y, a mano derecha, girar para seguir descendiendo por el camino y entrar en el Túnel del Furacón.

Una vez pasado, te arrojará directamente a la Vega de Comeya, extensísima planicie que, antiguamente, fue un gran lago, hoy en día seco por el tipo de subsuelo que presenta.

Una vez atravesada toda la recta de la Vega de Comeya, habrá que subir la leve pendiente para llegar al Collado de Uberdón.

Pasados casi 2 kilómetros, llegarás a un pequeño aparcamiento situado en la carretera que sube a los Lagos de Covadonga. Deberás seguirla durante casi 1 kilómetro y desviarte a la derecha para seguir por el sendero que está señalizado, justo al pasar un par de cabañas de piedra que verás a mano izquierda.

lagos de covadonga

Una vez de vuelta en el sendero, simplemente habrá que continuar todo recto, cruzando el río Umondi.

Al cabo de casi 3 kilómetros llegarás a una bifurcación. En ella, habrá que seguir recto, ya que si se girase a la derecha, se terminaría llegando a Teleña.

Justo unos metros más adelante, otra bifurcación aparece, debiendo tomar el camino de la izquierda, que te llevará directo a Cueto-Aleos.

Tras cruzar la pequeña aldea, unos metros más adelante te encontrarás la Iglesia de Santa Eulalia de Abamia, antiquísima iglesia románica del siglo XII.

Una vez dejada atrás, estarás a poco más de 1 kilómetro de distancia del pueblo de Corao, fin de la maravillosa ruta de Frassinelli.

 

Cómo ir a los Lagos de Covadonga y dónde aparcar

 

Durante la mayor parte del año, podrás ir a los Lagos de Covadonga en coche sin ningún tipo de problema.

Sin embargo, de cara a preservar el entorno natural de los Lagos de Covadonga, existe un Plan de Acceso con una serie de restricciones que es importante tener en cuenta.

 

Restricciones para ir a los Lagos de Covadonga

 

Durante unas determinadas fechas, la carretera que sube de Covadonga a los Lagos se encontrará cerrada.

De esta forma, solo será posible ir a los Lagos de Covadonga en autobús o en taxi especial.

¿Cuándo se encuentra cerrada la carretera para ir a los Lagos de Covadonga?

Por norma general:

  • Semana Santa y Puente de Mayo, de 8:30 a 21:00.
  • Verano, entre el 1 de junio y el 12 de octubre, de 8:30 a 21:00.
  • Puente de Todos los Santos (1 y 2 de noviembre), de 8:30 a 19:00.
  • Puente de la Constitución (del 5 al 8 de diciembre), de 8:30 a 19:00.

Aquí tienes el Plan de Acceso oficial actualizado del año 2020 a los Lagos de Covadonga.

¡IMPORTANTE!

 
Esta restricción para ir a los Lagos de Covadonga solo está vigente para subir a los Lagos de Covadonga, NO para bajar.

Por tanto, siempre será posible subir en coche antes de las 8:30 y bajar a la hora que se quiera.

Cómo ir a los Lagos de Covadonga en coche

  1. La forma más rápida de llegar a los Lagos de Covadonga en coche es por la carretera N-634. Para ello, si se sale desde Gijón, será necesario tomar la AS-I y, si se sale desde Oviedo, la A-64. Por su parte, si se sale desde la parte más oriental (como Llanes), habrá que tomar la A-8.
  2.  

  3. En cualquier caso y una vez en la N-634, simplemente habrá que continuar recto hasta llegar a Arriondas, donde habrá que tomar el desvío hacia Cangas de Onís por la N-625.
  4.  

  5. En la rotonda posterior a Vega Los Caseros, habrá que tomar la tercera salida para incorporarse a la AS-114 dirección Covadonga.
  6.  

  7. En la tercera rotonda, tomar la salida a la derecha hacia la AS-262 dirección Parque Nacional Picos de Europa.
  8.  

  9. Al final de la carretera llegarás a la rotonda de Covadonga. Allí, solo deberás tomar la salida a la izquierda para incorporarte a la carretera CO-4, que te llevará directo a los Lagos de Covadonga.

Una vez allí, existen dos aparcamientos, cuyo precio es de 2 € para todo el día, donde podrás estacionar tu vehículo:

  1. Aparcamiento de Buferrera: le encontrarás a la izquierda, según llegas al Lago Enol.
  2.  

  3. Aparcamiento del Lago Ercina: al final de la carretera, justo enfrente del Lago Ercina.

 

Cómo ir a los Lagos de Covadonga en autobús

Durante la época de restricciones, existe un servicio especial de autobús para acudir a los Lagos de Covadonga.

Estos autobuses salen desde la Estación de Autobuses de Cangas de Onís, en el Parking Grande P1.

Tras ello, hará parada para recoger pasajeros en los siguientes aparcamientos:

  • El Bosque (Parking P2).
  • Muñigo (Parking P3).
  • El Repelao (Parking P4).

Por tanto, podrás ir en coche hasta cualquiera de estos aparcamientos, dejar el coche y subir en autobús.

Se recomienda comprar aquí el billete con antelación, ya que solo se venderán de forma física en los aparcamientos anteriores si quedan asientos disponibles.

Si se decide comprar el billete personalmente, es importante tener en cuenta que los aparcamientos El Bosque y Muñigu solo están abiertos desde el 1 de julio al 7 de septiembre.

¿Cuánto cuesta el autobús para ir a los Lagos de Covadonga?
  • Adultos: 9 €.
  • Menores de 12 años: 3,50 €.
  • Menores de 3 años: gratis.

* Todos los billetes son válidos durante todo el día tanto para subir como para bajar.

¿Cuál es el horario de los autobuses para ir a los Lagos de Covadonga?
  • Primer servicio de subida: 9:00.
  • Último servicio de subida: 18:30. A partir del 17 de octubre, a las 18:00.
  • Último servicio de bajada: 20:00. A partir del 17 de octubre, a las 19:00.

Además de esto, existen una serie de taxis especiales que también permiten ir a los Lagos de Covadonga. Funcionan durante todo el año, aunque son algo más caros.

 

 

Qué ver en los Lagos de Covadonga: lugares cercanos

 

Debido a la excepcional situación en la que se encuentran los Lagos de Covadonga, te será muy sencillo acudir a algunos de los destinos turísticos más importantes de Asturias.

En este sentido, no puedes obviar los siguientes lugares:

 

Cangas de Onís

La antigua capital del Reino de Asturias, lugar que emana historia en todos sus rincones, se encuentra a 21 kilómetros de los Lagos de Covadonga: hablamos de Cangas de Onís.

Su famosísimo Puente Romano, estampa de muchas de las postales de la región, es, sin duda, su punto más característico.

lagos de covadonga

Pero, además, su precioso casco antiguo, del que destaca la Ermita de la Santa Cruz (que acoge un dolmen de hace más de 6.000 años), hace que la historicidad de la villa quede fuera de toda duda.

Si a todo ello se le suman las cuevas prehistóricas que le rodean y su ubicación inmejorable a pies de los Picos de Europa, Cangas de Onís pasa a ser uno de los lugares más impresionantes que ver cerca de los Lagos de Covadonga.

 

Arriondas

La villa que vio nacer al Descenso del Sella se encuentra a únicamente 29 kilómetros de los Lagos de Covadonga.

Lógicamente, un hecho de tan enorme importancia cultural influencia a todo el pueblo de Arriondas, lo cual es claramente visible en los monumentos de su casco antiguo.

lagos de covadonga

Pero no solo del Descenso del Sella vive Arriondas.

Su envidiable ubicación, a orillas del río Sella y a escasos kilómetros de los Picos de Europa, lo convierten en un lugar idílico para los aventureros, siendo visita imprescindible si amas los deportes de riesgo.

¡Síguenos en Redes Sociales para conocer más lugares que ver en Asturias! 

asturias que ver